sábado, 5 de diciembre de 2009

EL ECUATORIANO "VIOLADOR DEL PORTAL" CONDENADO A 22 AÑOS


CONDENADO A 22 AÑOS EÑ " VIOLADOR DEL PORTAL " POR AGREDIR A TRES CHICAS.

El 'violador del portal', un joven ecuatoriano de 23 años, Oldemar Segundo Piruch Wajarai, casi doblará su edad en la prisión provincial después de que la Audiencia Provincial le condenara ayer a una pena de 22 años de prisión por tres delitos de agresión sexual cometidos sobre otras tantas jóvenes entre los meses de febrero y junio del año pasado, una época en la que llegó a generar cierta psicosis en la ciudad al coincidir con otros intentos de violación que no pudieron atribuirse al sospechoso.
El fallo califica de inverosímil la justificación dada por el joven durante el juicio celebrado la semana pasada, cuando alegó que la única violación consumada fue consentida y negó su relación con las otras dos. Eso a pesar de que las tres chicas le reconocieron «sin ningún género de dudas» a través de fotos, en una posterior rueda de reconocimiento e, incluso, en la propia sala de vistas como el chico que las abordó en las inmediaciones de sus viviendas y las introdujo después a la fuerza para cometer la agresión.
Puñetazo en la cara
El magistrado destaca también el hecho de que ninguna de las tres conocía siquiera de vista al acusado y destaca la «verosimilitud de su testimonio al carecer de ambigüedades o contradicciones». Por todo ello, el 'violador del portal' cumplirá doce años por una violación consumada, otros seis por una tentativa y cuatro más por una agresión sexual, además de tener que indemnizar a las víctimas con 31.845 euros por las secuelas tanto físicas como psicológicas que en distinto grado padecieron las tres.
La primera de las agresiones se produjo el 24 de febrero a las 4.15 horas en la calle Juan Mambrilla. Allí abordó el ahora condenado a una chica sujetándole del pelo, arrastrándola por el suelo y, finalmente, propinándole un puñetazo en la cara. Después sólo pudo realizarle tocamiento gracias a la fuerte resistencia que opuso la víctima.
El siguiente ataque llegó el 19 de abril a las 5.30 horas en la calle Nebrija, cuando entró en un portal detrás de una joven, la agarró y la tiró al suelo. Ella le mordió una mano, forcejeó y logró hacerle huir dándole un golpe en los testículos.
A cara descubierta
Las denuncias se acumulaban ya por aquel entonces en la Comisaría y los agentes no lograron identificarle al no estar fichado gracias a que sus antecedentes no computaban al haber sido condenado por otra agresión sexual con 17 años. Aquella condena la cumplió en el Zambrana y salió en libertad justo un mes antes del primer asalto.
Pero el 'violador del portal' no había logrado aún su objetivo y volvió a repetir intentona el 29 de junio, de nuevo de madrugada, en la calle Portugal. Esta vez se mostró más violento y consiguió forzar a la víctima. Sus gritos, eso sí, llevaron a un vecino a llamar al 092 y los agentes llegaron justo cuando abandonaba el edificio. Los policías lograron detenerle después de una corta persecución a pie a la altura del Paseo de Zorrilla. Su arresto puso fin a aquella oleada de violaciones.
El hecho de que actuara siempre a cara descubierta y siguiendo el mismo 'modus operandi' facilitó su reconocimiento por parte de las tres víctimas. Ninguna de ellas, según los forenses, sufrió secuelas graves.

Fuente: http://www.nortecastilla.es/20091205/valladolid/condenado-anos-violador-portal-20091205.html