miércoles, 17 de febrero de 2010

Ayudas del Estado , ¿Para quién?

ZP regala 700.000 euros a los policías de Nicaragua en plena crisis
Las subvenciones del Gobierno levantan ampollas

La ayuda de 700.000 euros a los policías de Nicaragua es una patada al hígado de las asociaciones de Guardias Civiles



La imaginación para el despilfarro de los socialistas no tiene límites: las mujeres chocoanas, los hijos del Maíz o los gays de Zimbabwe reflejan la falta de sentido común en tiempos muy difíciles para los bolsillos de los españoles.

Así, nuestras Fuerzas de Seguridad tienen que tolerar que 700.000 euros vayan a parar al "fortalecimiento" de los policías de Nicaragua tras haberse rechazado una enmienda a los Presupuestos en la que se liberaba una partida para una asociación de Guardias Civiles.

Según cuenta Alejandra Ramón en El Economista en un artículo titulado "El Gobierno impone el capricho en su política de subvenciones", las preferencias de ZP a la hora de repartir subvenciones es de lo más sorprendente:

700.000 euros al fortalecimiento de los policías de Nicaragua
800.000 euros a la mejora de los derechos sexuales reproductivos de Jinoteca(Nicaragua)
2.426.100 euros para el cine Iberoamericano
56.200 euros para la red de mujeres chocoanas (Colombia)
113.225 euros para la Fundación Hijos del Maís (Perú)
28.810 euros para gays de Zimbabwe
260.000 para los diputados dominicanos
117.000 para los policías bosnios
59.000 para 'tecnologías' de la mujer paraguaya
40.000 para inmigrantes marroquíes en España

La ayuda de 700.000 euros a los policías de Nicaragua es una patada al hígado de las asociaciones de Guardias Civiles que vieron como el Gobierno ZP les denegaba una partida de los Presupuestos.
La misma indignación que tienen los agricultores españoles que ven como 100.000 euros van a parar a un inhóspito pueblo de Perú. Y las ayudas al cine iberoamericano ha puesto en pie de guerra a las pequeñas productoras españolas que han visto como sus subvenciones quedaron paralizadas por orden de González Sinde.

Extraido de: JUVENTUD CONTRA CORRIENTE