martes, 23 de febrero de 2010

Los inmigrantes nacionalizados aumentan un 1000% en diez años.


En materia de inmigración, no cabe duda de que a los diferentes gobiernos españoles de los últimos años se les ha ido algo más que la mano: miles de millones de euros para integrar supuestamente a quien no quiere integrarse (musulmanes), ayudas indiscriminadas, pisos gratis, las famosas ayudas de 600 euros al mes…además, ahora sabemos que los inmigrantes a los que se ha regalado la nacionalidad española han aumentado en diez años más de un 1000%.

El número de ‘nuevos españoles’ ha crecido en más de 100 al día durante la última década. Atendiendo a los años analizados en la estadística, el número de inmigrantes nacionalizados habría aumentado en más de 1.000% en menos de quince años.

España ha generado de media casi un centenar de nuevos ciudadanos cada día durante la última década, pues desde 1995 el Estado ha concedido la nacionalidad a más de 451.200 extranjeros, unos 94 diarios, según datos de la Dirección General de Registro y Notariado

En concreto, entre el 1 de enero de 1995 y junio de 2009 el Estado reconoció la ciudadanía de 451.249 inmigrantes en un ritmo ascendiente y constante que sólo se interrumpió en el año 2000, la única fecha de la serie estadística en la que se concedieron menos nacionalidades que el año anterior (11.996 frente a las 16.373 de 1999).

Salvo por esta excepción, el número de nacionalidades no ha parado de crecer en los últimos 13 años: frente a las 6.751 ‘nuevos españoles’ que se inscribieron en 1995, una década después la cifra se incrementó un 534 por ciento, hasta alcanzar los 42.832 ‘nuevos españoles’ en 2005, conforme los datos facilitados por el Gobierno en respuesta parlamentaria al Grupo CiU.

De este modo, mientras entre 1995 y el año 2000 la cifra de nacionalizaciones se incrementó un 43,72% (de 6.751 a 11.996), el crecimiento fue del 601 por ciento entre 2000 y 2008. Atendiendo a los 13 años analizados en la estadística, el número de nuevos ciudadanos españoles habría aumentado en más de 1.000% en menos de quince años.

Para acceder a la nacionalidad española, un extranjero debe acreditar una residencia legal por al menos diez años en España, salvo cuando se trate de personas nacidas en Latinoamérica, procedentes de países que fueron colonia española o asilados y refugiados, en cuyo caso el requisito de residencia se limita a dos años.

Por este motivo, sobresalen en la estadística de nacionalidades los procedentes de países iberoamericanos como Perú, República Dominicana, Argentina, Colombia o Cuba, junto a los nacidos en Marruecos, la comunidad extranjera más antigua de cuantas están afincadas en España. No obstante, también se ha reconocido la nacionalidad a miles de personas de otras procedencias, como China.


Extraido: Minutodigital.com